Posicionamiento de DIRSE sobre Directiva de Reporte en Sostenibilidad (CSRD)

La Junta de DIRSE ha elaborado, bajo la dirección de Antonio Fuertes Zurita y tras las aportaciones de los socios de la Asociación mediante grupos de trabajo, un documento de posicionamiento ante la Directiva de reporte en sostenibilidad de la Unión Europea. Destacan 11 aspectos positivos y 7 puntos que DIRSE pone de relieve y que las organizaciones deberían tener en cuenta.

A fines de 2022 el Parlamento Europeo aprobó la Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa, que fue finalmente aprobada el 28 de noviembre por el Consejo, y entró en vigor el 5 de enero de este año, tras su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea, el pasado 16 de diciembre.

DIRSE, en tanto entidad que representa a los equipos de profesionales responsables desde hace aproximadamente 20 años, de la elaboración de los reportes de Sostenibilidad (antes EINF – Estados de Información no Financiera), considera relevante hacer un pronunciamiento sobre dicha directiva. De este modo, la Junta de DIRSE, bajo la dirección de Antonio Fuertes Zurita y tras la consulta a los socios de la entidad, ha elaborado un documento de posicionamiento ante la Corporate Sustainability Reporting Directive (CSRD), haciendo las siguientes consideraciones:

  1. La Directiva supone una gran oportunidad para que las empresas comuniquen adecuadamente sus políticas, prácticas y resultados en materia de sostenibilidad, poniendo en valor su contribución a los retos que enfrentan las sociedades en las que operan.
  2. La Directiva ayudará a generar un clima de compromiso ético y sostenible no sólo en las empresas, sino en la sociedad en su conjunto, ayudando a normalizar progresivamente la integración de la sostenibilidad en la visibilización y comunicación de los avances empresariales.
  3. Asimismo, puede generar un beneficio para las propias compañías, que podrán mejorar el diálogo con sus grupos de interés, piedra angular de una gestión basada en la responsabilidad social, y en especial el diálogo con los representantes de los trabajadores.
  4. Mejora sustancialmente lo normado en la anterior directiva de Información No Financiera (2014/95/UE), que en España fue transpuesta en la ley 11/2018, elevando las exigencias en materia de reporte de sostenibilidad y equiparando esa información a los requerimientos que habitualmente ha tenido la información financiera, lo que redundará en una mejor asignación de los flujos de capital.
  5. Significa una armonización en la normativa aplicable a todos los países miembros de la Unión Europea en la búsqueda de una información fiable, comparable y relevante sobre riesgos oportunidades e impactos.

Además, en este documento de posicionamiento DIRSE pone de relieve 7 puntos de la CSRD que todas las corporaciones deben tener en cuenta, así como 11 aspectos muy positivos de la normativa que será traspuesta por los Estados Miembros antes de los dos años siguientes a su aprobación.

“En DIRSE estamos convencidos de que el aumento del rigor y exigencia de la nueva directiva demandará profesionales con una visión transversal de la sostenibilidad en toda la cadena de valor y que sepan apoyar al resto de funciones directivas para la integración de los criterios ASG, tanto en el análisis, la implantación y la verificación. Consideramos que el dirse (o profesional de sostenibilidad), por su formación específica y su experiencia, es el profesional con mejor capacidad para abordar los nuevos requerimientos y funciones”, explican desde la organización.

La entrada Posicionamiento de DIRSE sobre Directiva de Reporte en Sostenibilidad (CSRD) aparece primero en Sirse.

Ver fuente.